martes, 19 de noviembre de 2013

Maratón de Valencia (17-11-2013)


La distancia de la Maratón 42km 195m se empieza con un sólo paso.

Para alguien que le encanta nadar, que la bicicleta es su pasión y que sufre corriendo, el afrontar una Maratón ha sido un reto muy duro a nivel mental y muscular, pero apasionante.

Mucha gente me ha dicho que esto para mi no era nada, que después de hacer dos Ironman, Lanzarote (de los mas duros del mundo) y Austria (3.8km nadando, 180km bici y 42km 195km corriendo) que hacer “solo” una Maratón sería muy fácil. Pues de entrada, y una vez finalizado ya os digo que para nada, que ha sido una experiencia total, pero no tiene que ver nada una prueba Ironman con una Maratón.

Vamos por partes, no es que haya llevado una preparación específica para afrontar la Maratón de Valencia, pero sí que he acumulado km tanto por asfalto como por montaña, que para ser sinceros se han disfrutado, supongo que por ir siempre con una “pandilla” de amigos insuperable.
Tras la recogida del dorsal
A partir de ahí el reto (que siempre hay que ponerse uno), era intentar estar por debajo de 3h30min y si fuera posible bajar de las 3h26min, como homenaje a mi hermano Juan, que siempre me apoya en todo lo que hago al 100%. Y así salimos con esta mentalidad y con la cabeza fría.

Una vez llegados a Valencia y ya en linea de meta, me pasa lo de siempre, que no lo entiendo aún pero creo que me ayuda muchísimo, y es que tengo nervios 0. Parece que no fuera conmigo, estoy tranquilo y con curiosidad por ver cómo me voy a encontrar.

Allá vamos, pistoletazo, últimas risas con los amigos, y así damos el primer paso hacia los 42km 195m. Sólo miro el ritmo de carrera cada km. La primera Media Maratón pasa volando, tardo más o menos 1h43min. Me encuentro muy bien, no hemos arriesgado y vamos dentro de los tiempos. A partir de ahí empiezo a pensar en lo del MURO, ese del que me han hablado no sé cuántas miles de veces. Pero yo sólo pienso en llegar al 30 y siempre mirando el Garmin, llegamos y seguimos mejorando tiempos.

Como ese MURO no aparece seguimos muy bien de ahí al 37, donde me tomo el último gel (5). Todo estaba muy planificado y va saliendo muy bien. Y así hasta el final. Quizás en el 40 ya empiezo a sentir las piernas muy cansadas, pero como quedan sólo dos... voy de cine. Al final nos salen 3h23min, la segunda Media más rápida que la primera. Se podría haber arriesgado más, seguro, pero acabo muy contento sin sensaciones malas y con el objetivo más que superado.

Reto muy chulo, ha sido mi primera Maratón de esta manera. Quien sabe si la próxima será en Marzo, en Barcelona corriendo con mi hermano. Después me quedará Medio Ironman de los Arenales y afrontar el tercer Ironman en tres años, el 07 de julio en Frankfurt, el Campeonato de Europa de Larga distancia.

Y bueno felicitar a los amigos que corrieron a mi lado Alex Mataix 3h07min, Pasqui Carrillo 3h19min, Alberto Cordero 3h22min, The Big Frank 3h27min y Nico 3h49min, sin ellos esto no tiene sentido….
Crónica escrita por Miguel



No hay comentarios: