miércoles, 4 de diciembre de 2013

I Saucony Media Maratón El Campello (1-12-2013) según Ale

Mi carrera soñada

Sensaciones previas.
Afronto la carrera con la ilusión que se merece la I Media Maratón en casa. Pero con un miedo escénico que siempre tengo antes de ponerme un dorsal. Me ocurre desde que me lo puse por primera vez, el pasado febrero, hace apenas 9 meses, para correr la carrera de montaña de Aigües. También me vienen a la cabeza los temores de la distancia, en la que sólo he competido tres veces, Almansa 2013, la Foia de 2013 (27,5km), Pujada a la Penya Migjorn 2013, en todas ellas a un ritmo más bajo del que quiero llevar en esta.
 
Además estas últimas 2 semanas han sido muy atípicas, en la primera no he podido entrenar debido a los dolores en los cuádriceps y abductores de la última carrera de montaña, y en la segunda he estado encerrado en un hotel en Cazorla, estudiando inglés, comiendo el doble y entrenando la mitad de lo habitual. Pero a pesar de todo ello, tengo la sensación de que me manejaré bien.

Sábado 30 de Noviembre: Montaje y feria del corredor.
Después de recibir unos mensajes el viernes por la noche, del presi, Juan Carlos. Me planto a las 9:00 enfrente del pabellón a tirar una mano en lo que se pueda. Enseguida me doy cuenta, aunque es la primera vez que estoy en una feria del corredor, que la que han montado mis compañeros y Kulktrace es una pasada.
Tras ir a casa a comer, vuelvo a la feria por la tarde y allí veo que la que han montado es aún mayor de lo esperado. Vuelvo a ayudar en lo que puedo, y tras recoger mi dorsal y el de unos amigos, empiezo a ver caras conocidas, entre ellas a mi vecino, Climent. 3º de la Comunidad Valenciana de duatlón de carretera. El pobre se lesionó hace tres semanas preparando la carrera y no competirá, con la ilusión que le hacía. “Ya has dejado sólo a Vicente” (le digo).

Me vuelvo a casa entorno a las 21:00, reventado, necesito meterme en la cama ya. No he dormido más de 6 horas de media en los últimos 10 días. No puedo con...

Domingo 1 de diciembre. La carrera
Las buenas vibraciones empiezan nada más levantarme, veo que ha llovido y recibo mensajes de amigos con montañas nevadas. Llamarme masoca, pero me gusta que la carrera sea dura, tengo la sensación que en sensaciones adversas me manejo mejor.

Tras las rutinas obligadas me despido de Neus y salgo de casa. Apenas diez segundos después vuelvo a entrar. Había olvidado la camiseta del club de recambio, “por si subo al podio local” (le comento a Neus). Una vez la tengo en mi mochila, me dirijo a la salida.

Una vez allí, empiezo a ver compañeros. Entre ellos se encuentra Pili, que me dice “ya veras como haces podio local”, a lo que respondo “no lo sé Pili, yo creo que va a estar muy caro, creo que el podio va a estar en 1h27'”. A continuación, me voy a calentar algo, le devuelvo los guantes a Neus y los manguitos a uno de mis mejores amigos y mi traumatólogo, Mariano. Que sería de mi y de mi espalda sin él.
¿Dónde estaba yo? jajaja
Antes del pistoletazo de salida. Hablo con Cesar para ver si quiere que corramos juntos la primera parte de la prueba, a lo cual me responde negativamente. Él quiere ir con el globo de 1h24', y yo a eso, aún no puedo aspirar. A continuación hablo con Manolo y decidimos ir juntos a 1h30'.

Km 0-3. Miguel, hace de la salida un espectáculo, del cual todos, corredores y espectadores, agradecemos y nunca olvidaremos. Decido apretar a la salida, a sabiendas de la estrechez de las calles en el primer kilómetro. Durante ese recorrido no paro de mirar para atrás buscando a Manolo, pero en el paso del Km.1 me dice: “si te sientes cómodo a ese ritmo tira yo no puedo”, íbamos a 4'00”. Y así hago.
Foto en el paso por el Km1 realizada por Mariví
 Km 3-9. Tras una fulgurante salida, decido dejar unos metros entre el globo de 1h24' y yo, la batalla entre mis piernas y mi mente la gana el raciocinio, a sabiendas que NO puedo seguir ese ritmo 21Km. Al llegar al final del paseo, el globo se distancia y sólo atisbo a ver a un grupo de gente a unos 400m, entre los que destaca Cesar, mi compañero, y es que “la amarilla” nos delata.
Km 6,5. Realizad por Mariví.
Km 9-12,5. Antes de llegar al Km9 y coincidiendo con el inicio de la rampa de 450m que debemos subir, decido pararme y coger mi primer gel (con sabor coca-cola) de una de las calcetas, pues mis pantalones no tienen bolsillos, y reanudar la marcha rápidamente. A mitad de la misma veo al amigo de Serafín, de Correbirras, dándonos ánimos a todos. Al pasar delante de él me dice “venga, venga, que tienes ahí a Cesar” a lo cual respondo “tranquilo, esto es muy largo, quedan 12Km”. Tras superarla cojo otra vez ritmo de crucero, 4'05” , y así hasta la carretera de Benimagrell.
Km11. Foto realizada por Andrés Torrubia
Km 12,5-18. Sin lugar dudas, el viento de cara, que sopla en primera línea de playa, hace que la zona que en principio iba a ser la más cómoda, se torne la más difícil.
En algunas ocasiones me llega a dar la sensación que no avanzo, la única cosa que me consuela es que al grupo que llevo por delante, le pasa lo mismo.
A la altura del Restaurante Graná, antes de empezar al bajada, decido pararme y tomarme el segundo gel (esta vez de frambuesa) que llevo en la otra calceta. En ese mismo punto, está otra vez el amigo de Correbirras, que me dice “vale, vale, le has recortado” con una sonrisa en su cara.
A la altura del Km16, antes de tomar la curva que desemboca en el río seco, alcanzo a Cesar (que me dice “vamos Ale” y a otro corredor que se hace llamar Manolo, y de ahí emprendemos marcha juntos, alternando durante 2Km la cabeza del trío.
 
Km 18-21.Tras tomar la curva a izquierdas a la altura del lobo Marino, me pongo en cabeza del grupo, y a los 20 metros de subir dirección al hostal Nuria me doy cuenta que estoy solo. Miro para atrás y le suelto a Cesar “Vamos Cesar”, pero el ni me responde, está muerto, seguramente por el proceso febril que ha pasado en los últimos días.
De ahí a meta se que me queda una lucha contra mi mismo. Así que decido apretar los dientes y subir una marcha mi velocidad. Al paso por el Km19, mi reloj me anuncia que lo he pasado a 3'54”. Por un segundo dudo si me estaré pasando, pero siento que me queda gasolina. Al menos para los 2Km Que restan. Se suceden los Km20 (4'02”) y 21 (3'56”), durante los cuales adelanto a 6 corredores hasta ver el arco de meta.
Km 18. Antes de afrontar la subida del hostal Nuria
Últimos 97 m. Los últimos metros y Miguelín (Big Mike) me ponen la piel de Gallina. Por primera vez en todo el recorrido, cambio de pantalla mi reloj para mirar cuánto tiempo llevo, pures sólo puedo ver ritmos y distancia. Lo paro al llegar... 1h27'09". No me lo puedo creer!!!


Tras cruzar la línea de meta. La emoción y el vacío me invade. Nada más cruzarla me dan la enhorabuena Jandro y Miguel, y si mal no recuerdo me abrazo a Juanito y a Juan Carlos, el cual me susurra unas palabras, que quedaran para nosotros ;-) Estos cuatro con Jesús, al cual busco pero no encuentro, son los padres de la carrera. Y a los que todos les tenemos que estar agradecidos. 
 
Tras esperar a Cesar, que llega poco menos de 1' de mi, nos hacemos una foto juntos con nuestra pancarta de fondo. Enseguida encuentro a mis sobrinos, mi hermana, Neus y a Mariano. Todos están casi más contentos que yo. Reparto besos y abrazos, mientras me pongo ropa de abrigo. De repente, Mariano viene y me dice “tío has quedado el 34º, y 2º local”, luego supe que 3º. Con estas empiezo a hablar con amigos que han pasado la meta, Joserru (el que me incitó a ponerme un dorsal en Aigües), Muffy ( atotrapo y mi compañero de piso en época universitaria), Jorge (atotrapo y excompañero de fútbol) y todos los compañeros del club que van llegando.
Los dos que me liaron para ponerme un dorsal y... la que simpre me apoya
De ahí, nos dirigimos a tomar algo en el completo avituallamiento montado en los bajos del pabellón, en el que caen las 2 primeras cervezas...en las diferentes conversaciones entre los corredores no para de repetirse cuanto les ha gustado la carrera y que el año que viene repetirán.

Podio. Tras ver subir al Superman del grupo al podio, Jaime, como 2º clasificado de la categoría Veterano C, me dispongo a esperar la llamada del podio local. Al final soy tercero, pues se ha colado uno con el que no contábamos. La subida al mismo es muy emotiva (Jandro, Miguel, Juanito y Juan Carlos vuelven a felicitarme) a la par que curiosa (pues el segundo en cuestión es Daniel del Ordi, un excompañero de Salesianos de Vicente y mío de cuando cursamos 6º,7º y 8º De E.G. B.). Desde entonces que no nos veíamos ni hablábamos. Don Antonio, nuestro profesor de Educación Física de aquel entonces, estaría orgulloso, especialmente por ellos, pues casi siempre intentaban escaquearse.
Recogida del Chiringo. Sin ducharme, y a sabiendas que a las 15:30 tengo que llevar a Neus a que coja el tren rumbo Barcelona me quedo a tirar una mano, en lo que puedo, hasta las 14:30 junto con Fran. En los últimos momentos antes de que todo se acabe para mí, aparece Jesús, con una sonrisa de oreja a oreja, como siempre, pero también con una cara de agotamiento justificado por el trabajo realizado y suelta... “¿Ya está?, tres meses de trabajo ¿Y ya está?”

Sí ya está, por este año, al año que viene... ;-)

Desde aquí y a título personal, quería dar las GRACIAS A TODOS y cada uno de los que habéis hecho posible la celebración de la I Saucony Media Maratón El Campello. Ha sido un placer ayudar en lo posible y disfrutar compitiéndola.

Crónica escrita por Ale.

3 comentarios:

Juan Carlos (MUFFY) dijo...

Alex, muy buena crónica y excelente resultado obtenido en un día complicado para hacer buenas marcas. A ver si en la próxima edición logro ponerme a tu altura y, al menos, intento seguirte. Me haría mucha ilusión que dos ex-compañeros universitarios y de piso lográramos hacer tu media juntos. Enhorabuena a la Organización y, en mi humilde opinión, la próxima edición igual, no hace falta cambiar nada, me gustó todo. UN ABRAZO

EL CAMPELLO RUNNING CLUB dijo...

Como ya te he dicho en privado gracias por tus palabras. Sería un honor que al año que viene la corríesemos juntos. Eso significaría que los dos estaríamos otra vez a topeeee. Y seguirme.... Será yo a ti, tú eres el crack!!!

EL CAMPELLO RUNNING CLUB dijo...

Como ya te he dicho en privado gracias por tus palabras. Sería un honor que al año que viene la corríesemos juntos. Eso significaría que los dos estaríamos otra vez a topeeee. Y seguirme.... Será yo a ti, tú eres el crack!!!