viernes, 13 de diciembre de 2013

XI Cross Urbano de Guarmadar (07-12-2013)


El domingo 6 de diciembre de 2013 se disputaba la edición nº XI Cros Guardamar del Segura. Hasta allí nos desplazamos un número considerable de corredores-as del club: Cesar, Carlos, Jesús, Fran, Serafín, Jaime, Ángel, Pili, Mª José, Mª Carmen y Lucía.

 
De esta carrera se, que dos componentes del club que no la olvidarán en la vida, y no por dura o por que ocurriera una desgracia, sino por que alguien faltó a la verdad y no les informaron que la carrera era de 7.5km y no de 5km como ellas creían. Ellas son Mª Carmen y Mª José, y es que si les hubiésemos dicho la verdad no hubieran corrido. Así que a esta carrera la vamos a llamar “la de la mentira”.

Llegamos a Guardamar en tres coches. La salida estaba previsto para las 19:00, era una tarde fría y con mucha humedad 9º (los pezones de punta) Mª Carmen casi se trae la bufanda.

A mi me dolía más si cabe la dichosa rodilla y es que con el frío se me acentúa más el dolor, lo poco que pude calentar se me notaba una leve cojera al tiempo que decía “que narices hago yo aquí” y es que dentro de 32 días me operan por fin de la rodilla y esta es la última carrera que podré disputar CASI al 100%.

Llegaron a meta 1.067 corredores, esta carrera es una de las típicas del calendario, por precio, por organización, por distancia…. El recorrido es por dentro del casco urbano a dos vueltas de 3.750m lo que la hace más acogedora gracias a los habitantes de dicho municipio que no pararon de animar y dar ese calor que todos los corredores agradecemos.

Quedaban pocos minutos para dar la salida, Cesar y Carlos se pusieron bastante delante en la salida (a estos dos no les gusta perder ni a las chapas). Del keniata que vamos ha decir, y de Carlos…. No se que pócimas darán por Cantabria pero por este pasan los años y haber quien lo coge. Hicieron bien en ponerse delante porque los demás nos pasamos el primer km a trancas y barrancas intentando adelantar y esquivar a corredores. Más atrás nos pusimos: Serafín, Fran, Ángel y Yo y aún más atrás: Jaime, Pili, Lucía y las dos Maris (las engañadas).


Y como yo digo en todas mis crónicas: (y sin más preámbulos, pistoletazo de salida y a correr).

A los pocos metros de salida Serafín sale como un tiro y Fran detrás, giramos la primera esquina y ya los perdí de vista. Muchísimos corredores y un buen número de ellos vino a disfrutar de la fiesta y no ha competir, nos tuvimos que subir a la baldosa esquivando: farolas, maceteros, semáforos…. Todo esto para poder adelantar a todos estos, ahí me di cuenta que nos pusimos demasiado atrás perdiendo un tiempo muy valioso.

Por norma general en un par de km se me calienta la rodilla y ya no siento más dolor y así sucedió, fuera dolor.

También en el km2 da la sensación que ya encuentro mi sitio entre el pelotón, dejo de adelantar y voy con un grupo de corredores, pero al momento mi sorpresa fue que yo llevaba un ritmo un poco más alto y me adelanté unos metros, seguí con ese ritmo tipo “tarifa plana” y como había tantísima gente no paré de adelantar corredores hasta la meta. En el km 3 adelanté a Serafín en el 4 a Fran y me quedé a 29” de coger a Carlos. Tengo que reconocer que esta mejoría es gracias a la sesión y consejos de Jordi (nuestro colaborador deCENTRO OMEGA) ya que me hizo un estudio antropométrico el cual te dice todo lo que te sobra y lo que te falta en tu cuerpo para rendir más (os recuerdo que todos tenéis este estudio gratuito al año). Yo además le contraté una dieta y un plan de entrenamiento aparte que me ha ido de cine.

Una vez en meta, esperé a Serafín a que llegara y luego volvimos hacia atrás a buscar a nuestras féminas. Encontramos a Pili un km atrás, Serafín se quedó con ella, que por cierto hizo buen tiempo pero está por debajo de su nivel debido a una lesión que no le termina de curar.

Sigo buscando a las maris cuando en una esquina me las encuentro de cara, Lucía como si nada, es la alegría de la huerta, la margarita del barranco, con Mª José me alegro de no tener mucha confianza con ella porque sino….. no me dijo casi nada pero si las miradas fueran cuchillos…. Lo que si me dijo fue: cuando coja a tu amigo…. “Jaime eso va por tí”.

Y la pobre Mª Carmen más roja que un tomate, le dije que podíamos acortar, a lo que me contestó: ¿Qué? Ahora que estoy la acabo!!!! A lo que le contesté ¡¡¡SI SEÑOR!!! Esa es la actitud jjjjjjj. Anduvimos un par de veces antes de llegar a meta y en la recta final todo el público animando. Después todo eran risas y chistes. Hay que decir que la buena de Lucia no les dijo nada hasta el km 5 jjjjj.

Jaime entró a meta como siempre; con los brazos en alto una sonrisa de oreja a oreja y como si hubiera ganado una medalla olímpica. Y Ángel un figura, creciendo como persona y como corredor, el cachondo no dice una enserio.

Y lo mejor las cervezas en el parque de Campello en buena compañía.


Crónica escrita por Jesús.



No hay comentarios: