miércoles, 4 de noviembre de 2015

Francisco Ribera Romero “Paquito” en la III BOYER MEDIA MARATÓN EL CAMPELLO

El corredor que entre otros logros tiene el de ser el plusmarquista en Media Maratón y Maratón de la Comunidad Valenciana y, cruzar la linea de meta como segundo clasificado de su categoría (primer español), en la prestigiosa Maratón de Nueva York de 2009, con un tiempo de 2:26:48 estará el próximo 13 de diciembre en la III Boyer Media Maratón El Campello.




Paquito cruzando la meta en 3ª posición, 1ª de su categoría en la pasada volta a la Foia



jueves, 21 de mayo de 2015

Se pospone el II TRAIL DE LES ANTENES EL CAMPELLO a febrero de 2016

El Campello Running Club y Kult , como organizadores del II TRAIL DE LES ANTENES EL CAMPELLO el día 14 de junio de 2015, mediante este escrito, lamentan comunicar que por motivos ajenos a la organización, de obtención de todos los permisos necesarios para garantizar la seguridad de la prueba , nos vemos en la tesitura de tener que posponer la fecha de realización de la carrera al mes de febrero del 2016, lamentando las molestias ocasionadas a todos los corredores y patrocinadores esperamos que esta nueva fecha sea del agrado de todos y sea un éxito de participación.
Contactaremos personalmente con los inscritos para que nos digáis que queréis hacer con vuestra inscripción.
Y seguiremos haciendo los training Run por supuesto!
Un saludo a todos!!

lunes, 16 de marzo de 2015

Maratón de Barcelona (15/03/2015)


Ens ha costat déu i ajuda arribar fins aquí”

No solo es cierto, sino que además es el estribillo de la canción, 'Corrandes de la parella estable' del grupo catalán Manel, en la que me he refugiado en estas últimas 5 semanas cada vez que se me pasaba por la cabeza tirar la toalla y no ir a Barcelona.


El camino
En principio, seguía un entreno de 17 semanas de internet, hecho por Rodrigo Gavela (aunque no al 100%). Todo iba perfecto, demasiado bien, diría yo, de hecho en enero y tras la media maratón de Santa Pola le dije a Neus, “me da miedo estar tan en forma, aún quedan 2 meses, creo que allí ya habré pasado el pico de forma”.

Pero el 8 de febrero, tras volver de un viaje de esquí con mis alumnos, salí a correr y me rompí. Estas últimas 5 semanas han sido un querer y no poder, tras la rotura del soleo, me tocó estar parado 10 días. Por suerte y tras un par de tratamientos de EPI por parte de mi compañero y fisioterapeuta Josevi empecé a rodar, siempre guiado con mucho cariño y profesionalidad por él. Las molestias/dolores no desparecían. Así combinaba entrenamientos con EPI, pero aún los dos creíamos que estaría en Barcelona. Tras tras hacer una tirada de 2h a buen ritmo a dos semanas de la cita y el famoso test de 2x6000 cuatro días después para ver mi estado de forma, me inscribí, a sabiendas que no podía ser tan pretencioso como quería cuatro semanas atrás.

Pero justo, tres días después, a siete días del maratón, en el último rodaje, de 90' tranquilo, en compañía de Andrés, Ángel y Juan Carlos, me tuve que parar cuando llevaba 70', noté algo en el soleo y pensaba que me había vuelto a romper. No era en la zona de la anterior rotura, eso lo tenía claro. Eso sí, el dolor era intenso y localizado. Al llegar a casa después de que me llevase Andrés en coche, Neus me lo vio en la cara ”¿Qué pasa Ale?” a lo que respondí, “me he tenido que parar, creo que me he vuelto a romper” … al mirarla y ver como le resbalan un par de lágrimas por su mejilla derecha me doy cuenta que, aunque ella nunca me lo ha dicho, está tan preocupada o más que yo en estas últimas semanas.

Así con la incertidumbre de si ir o no ir, me toca volver a parar hasta que el martes me examine Josevi. Lo tengo decidido, a no ser que me diga que vaya a Barcelona, no voy a ir, voy por la vida cojo perdido. Tras valorar la lesión, me dice que no estoy roto, pero si muy contracturado, me localiza el punto de dolor y me da una última sesión de EPI que no se la deseo a nadie. Si me hubiese llegado el brazo le hubiese estrangulado, con lo que me ha cuidado. Al acabar me dice, “Yo iría a Barcelona, y si te tienes que retirar te retiras, qué pasa si te retiras, no pasa nada”. Pero yo no lo tengo claro, solo he podido hacer 160Km en las últimas 5 semanas y me toca estar parado los 6 días previos a mi primer maratón.

Al llegar a casa hablo con Neus y, decidimos ir, más bien lo decide ella, “avisamos a amigos para vernos el sábado y que sea lo que tenga que ser”, me dice.

Yo por mi parte tomo varias decisiones. Por una parte miro blogs, especialmente el de Carles Castillejo, para ver la alimentación e hidratación previa a un maratón, e intento seguirla en sus tres últimos días (hidratos hasta reventar). Por otra, mandar un mensaje a amigos que están muy pendiente de mi (Juan Carlos, el Kántabro, Ramón y Juan Antonio, estos dos últimos de Skyrunners), explicándoles que he tomado la decisión de ir, que no pienso hacer ni un solo kilómetro en toda la semana y que no quiero hablar más del maratón hasta después de la carrera. Palabra que ellos y yo sólo pudimos mantener hasta el sábado. También decido que una vez aquí moriré con las botas puestas, que no pienso rodar el sábado, aunque sé que me apetecerá, ni calentar el día de la carrera. La verdad, es que no soportaba la idea de morir ahogado en la orilla. Y por último, recopilo mensajes que me puedan motivar hasta las 8:30 del domingo...(por el texto está los que seleccione de la red).


 Así pasa la semana, los dolores van poco a poco remitiendo, el viernes pasa Neus a por mi a la salida del instituto y cogemos carretera para Barna. A eso de las 21.30 estamos en destino, yo sigo con dolores a cada paso y me digo a mi mismo “es imposible, si voy cojo, como voy a correr un maratón en 36 horas”.

El sábado al levantarme me doy cuenta que por primera vez, tal y como decía Josevi, el dolor ha desaparecido, y se ha convertido en una molestia. Justo en ese preciso momento es cuando empiezo a creerme que a lo mejor puedo hacerlo.

Tras ir a recoger el dorsal por la mañana, nos vamos a descansar y, a las 18:00 quedamos en con amigos y excompañeros míos en Gracia a tomar unas cañas, y ponernos al día en nuestras vidas (yo solo me tomo una). A las 20:00 me vuelvo al apartamento a comerme mi última 'platada' de arroz integral y a descansar pronto, mientras que Neus se va a cenar con unas amigas y llegará en mi primer sueño.

El día ha llegado

A eso de las 5:30 me levanto a desayunar, y leo un mensaje de Juanito que me ha mandado la noche anterior y que, más tarde os haré saber. Preparo la ropa y me meto un billete de 5€ en el bolsillo del pantalón, por si me tengo que retirar y pillar el metro de vuelta.

Tras un trayecto curioso en el metro, donde nos juntamos, corredores con gente que regresa a casa de fiesta, llegamos a la salida. A eso de las 8:10 me meto en el cajón y aunque estoy tentado a calentar, no lo hago, me acuerdo de lo que le había dicho a Josevi, que prefería morir con las botas puestas y estiro ligeramente.

La salida es una mezcla entre ansiedad, incertidumbre y desasosiego. Eso sí, tengo varias cosas claras, tengo que correr fácil, sobrado, dis-fru-tar hasta donde llegue, sin padecer lo más mínimo, al menos hasta el Km 28 (nunca había pasado esa barrera y no sabía como mi cuerpo reaccionaría) y si era posible, pasar cada 5K sobre 22:30 como me había dicho el Kantabro (seguramente la persona que más encima de mi ha estado en este periplo de 17 semanas, para mi es un referente y, es que por algo yo le llamo el “boss”). También tengo decidido que cada vez que venga una cuesta voy a bajar el ritmo para que no castigar el maltrecho sóleo, que voy a beber en todos los avituallamientos y lo másimportante, que con molestias seguiré, pero con dolor pararé y me retiraré.

El Km1 lo hago fácil, tranquilo a 4'30”, demasiado rápido pienso mientras veo como me adelantan otros corredores, evaluando todas las situaciones, fijándome muy bien en hacer buenos apoyos, pero pocos metros después noto que el gemelo izquierdo lo tengo aprisionado, me va a reventar y decido subirme a la acera, pararme y bajarme las media de compresión...al poco, vuelvo a correr y me digo, así mucho mejor.

A partir de ahí la carrera se convierte de intentar disfrutar de cada zancada, aunque no lo consigo, pues tengo mucho miedo a romperme. Decido ponerme pequeñas metas, la primera es llegar al Camp Nou, Km6, y evaluar como va todo en esta primera subida. Una vez allí me centro en llegar al Km12, donde he quedado con Neus, para contarle como voy, y retirarme si hay dolor. Al verla, le digo que no se preocupe, que sigo. Desde allí me centro en el siguiente punto conflictivo,la subida por Passeig de Gràcia, bajo mi punto de vista, la parte más dura de la carrera, 1Km de subida que puede pasar factura más adelante.Lo paso sin problemas por debajo de 5', reservón.

Ya ha pasado 1/3 de carrera y las sensaciones sin ser excelentes no son malas. Es otra versión de mi mismo la que está corriendo, una versión mucho más racional. Ahora toca pensar en llegar a Meridiana, una vez allí hay que hacer unos 2-3 km de ida y vuelta, los primeros pican bastante hacía arriba, cosa que no recordaba. A la vuelta esta situado el arco de la media. Lo paso en 1:33 largo y en ese momento recuerdo unas palabras de Juan Carlos, “no olvides que un maratón empieza en el Km 21”.

Con estas llegamos al Km24, ya me he tomado 4 geles, 3 de los 7 que llevo y uno que he pillado de un avituallamiento. Voy bien pero empiezan a surgir los primeros problemas. Por primera vez en una carrera me noto como me sale una llaga en un dedo, y a los pocos metros noto como explota. Al poco noto otra llaga en el otro pie. Evalúo la situación y decido pararme, ajustarme un poco las medias de compresión, no sea que que fuese esa la causa de tal percance. Un km después noto, como el dolor de la rozadura ha desaparecido. Al llegar al final de Diagonal Mar Km 28, entro en pánico, derivado de nunca haber corrido más de esta distancia, pero se me pasa rápido al ver que no pasa nada.
Al paso por el arco que marca el Km30, alcanzo a un grupo de unos 20 corredores que van a hacer 3:08, y que dicen que están clavándolo. Intento seguir a mi ritmo, que es un poco más ligero, pero al notar que el soleo me empieza a molestar más de la cuenta decido juntarme a ellos hasta el 35, si el cuerpo aguanta.

En el km 35, me despego del grupo, me tomo el que será mi último gel, de un total de 9, y la verdad si me hubieran dado otro no me hubiera sobrado.

En el Km37, ronda de Sant Pere, antes de llegar a Plaça Catalunya, vuelvo a ver Neus, que se ha acercado a ese punto a darme los ánimos que me faltan. Ahí sé que lo voy a hacer, y se me cae alguna que otra lágrima. No sé si apretar o no, y me digo, “para qué arriesgar”....pero esto aún no se había acabado.

Al llegar a Via Laietana noto que me empiezan a dar calambres en el isquio derecho, y decido cambiar la zancada para intentar no tener que parar a estirar. Es una sensación extraña que, nunca antes había sentido y que en el Km 40, antes de llegar a la Plaça de Colom, se pasa al isquio izquierdo.
Y llegamos a Paral·lel, los últimos 2 Km son una recta interminable que pica para arriba, lo que un día normal puede parecer inapreciable, en este punto del maratón parece que estás subiendo un puerto de montaña. La avenida está abarrotada, la gente no nos para de animar, es impresionante. Miro el reloj y sé que llegaré en 3:08 si no pasa nada raro y que, hasta puedo aflojar un poco, además, entre corredores que se paran y el gentío es muy difícil ir más rápido. Levanto la vista y ya puedo ver Plaça d'Espanya, esto está hecho.

Km 42, la calle se llena de vallas, cual etapa de una prueba ciclista, ya solo quedan 195metros, busco con la mirada a Neus, a sabiendas que será imposible verla, me subo las gafas de sol para no perderme detalle de nada y recuerdo los mensajes de Juanito que antes comenté y que rezaban lo siguiente....” molta sort, molt de cap i disfruta en tot moment, et dessitge lo millor, go....no oblides que cada pas és un regal, i que els últims 100 metres seràn els meus emotius de la teva carrera esportiva, disfruta'ls al màxim”

No recuerdo bien como fueron, lo que si que recuerdo con mucha claridad es que cuando pase meta me paré, me acurruqué y empecé a llorar, que vinieron las asistencias, creyendo que no me encontraba bien y, que les dije, que todo estaba perfecto, que simplemente no podía parar de llorar de la emoción... a la cabeza, en ese momento me vienen multitud de cosas... lo que me ha costado llegar hasta aquí, lo que preocupado que tenía a Neus, lo afortunado que soy de tener tanta gente a mi lado, lo que daría porque mi amigo Rubén hubiera estado a mi lado en ese momento, ¡Menudo abrazo nos hubiésemos dado!, lo orgullosa que estaría mi madre de verme tan feliz... y no puedo parar de llorar, son 2-3 minutos brutales, mucho más brutales de lo nunca había imaginado. De hecho mientras escribo no puedo evitar que se me caiga alguna lágrima. Para mi, ayer, haber acabado mi primer maratón y bajar de 3:10, tenía igual o más valor que haber bajado de las 3horas como quería intentar hace 5 semanas. Así lo creía y así lo creo. Como me escribió Josevi en un mensaje “ni en tus mejores sueños después de todo lo que te ha pasado”.

En cuanto soy capaz de controlar las emociones empiezo a andar, buscando bebida y comida para reponer fuerzas y a por mi medalla de finisher, que bien me he ganado. De repente todos aquellos dolores que esperaba tener a partir del famoso “Muro”, y que yo no he sentido en carrera, se apoderan de mi, parezco un inválido, las caderas y las rodillas apenas me dejan caminar, todo es muy extraño, pero me tranquiliza ver que al resto de corredores les pasa lo mismo.

Tras ser tratado por los fisios y podólogos de meta, me cambio, respondo a mensajes, hago alguna llamada y me voy en busca de Neus...nada más verla me acuerdo de la canción de Manel y se lo digo pero de manera adaptada y cariñosa “lo hemos hecho, fea y lo que nos ha costado”

A eso de las 16:30 cogemos el coche y para a casa, mientras ella conduce, yo, a ratos, más de los que hubiera debido, voy llamando y escribiendo mensajes a familia y amigos... y sobre las 22:30 de la noche llegamos a casa, muertos, toca deshacer las bolsas e irse a dormir, que al día siguiente a las 6:30 tocan diana para ir a currar (que al final han sido las 4:30, malditas endorfinas!!!!)... tirando la ropa a lavar me acuerdo del billete de 5€ que me mentí en el bolsillo del pantalón, lo abro y... ahí está, tras dejarlo a secar en el banco de la cocina con una sonrisa de oreja a oreja, Neus me mira y me pregunta, “¿De qué te ríes?” y le respondo “de lo que me alegro de no tener que haber usado ese billete”

Sin lugar a dudas, sin muchos de los que vais a leer esto, y de otros que no lo harán, hubiera sido muy difícil haber corrido ayer el maratón y, desde aquí os doy las gracias. Pero sin ningún género de duda, sin ella, hubiera sido imposible. Es la persona que más fe tiene en todo lo que hago en mi vida, la que siempre ve el vaso medio lleno, (aunque no lo parezca por mi sonrisa, yo soy el pesimista de la casa), la que ha soportado mis dudas en estas 17 semanas, la que condujo a la ida y a la vuelta para que yo descansase, la que tomó la decisión por mi, medio obligándome a ponerme el dorsal y, la que no paró de repetir durante toda la semana, “no pienses en el dolor que tienes o lo agravarás, sé que lo vas ha hacer y, no te digo que tardarás 3 horas, pero seguro que bajas de 3:10, ya lo verás” (aunque la marca ya no era importante).

No sé si correré otro maratón, pero si lo hago, sé que no será tan especial como lo fue ayer.

Crónica escrita por Ale.







domingo, 28 de diciembre de 2014

V Maratón Castellón (7/12/2014)


A principios de mes 3 de nuestros integrantes partieron para Castellón para participar en el V edición de su Maratón.

Los resultados fueron buenos, si obviamos que, Juan Carlos, se tuvo que retirar en el Km30 derivado de unos problemas de vértigo que venía arrastrando la última semana. Así Juanito, mejoró su mejor marca personal, dejándola en 3h20 y Carlos, el Kántabro,  destrozó el crono, parándolo en 3h13.

¿Cuales serán sus siguientes retos?








miércoles, 24 de diciembre de 2014

REMODELACION DE JUNTA DIRECTIVA


El sábado 20 de Diciembre del 2014 .El Campello Running Club celebró una reunión en la cual se remodelo su Directiva.
Los nuevos Cargos en la Directiva son:
SECRETARIO: Alejandro García
TESORERO: Jaime Cortes
VOCAL: José Vicente Grau
Y continúan en sus cargos :
PRESIDENTE: Juan C. Requena
VICEPRESIDENTE: Juan López
Todos y cada uno de este equipo de Dirección han sido ratificados por unanimidad por los asistentes en la reunión y con las representaciones del 99% del resto de socios.
Desde la nueva Directiva. Tanto por los nuevos integrantes, como por los ya existente. Queremos agradecer al resto a socios el apoyo INCONDICIONAL, que han demostrado hacia nuestra persona y por la labor durante estos años pasados. Tanto en el día a día del Club, como en la organización de las pruebas atléticas que llevamos a cabo.
Y recordar que seguiremos trabajando para y por el deporte de El Campello. Con la misma ilusión que lo estamos haciendo desde que empezó este bonito proyecto allá a principios del 2011.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Desmentido


Desde El Campello Running Club, creemos conveniente manifestarnos ante las desafortunadas declaraciones de un integrante del club.

“El Campello Running Club” es un Club de atletas- aficionados de El Campello y su comarca que a su vez lleva tres años organizando pruebas atléticas en nuestro municipio: (Media
Maratón 2013-2014, 5 y 10k 2011-2012 y 2014 y Trail de las Antenas 2014).

Nuestro cometido como corredores y aficionados que somos, así como ,club organizador, y no ninguna persona en particular sea cual fuere, indistintamente del cargo que ocupe en la directiva, es practicar el deporte que nos apasiona y une; además de organizar eventos deportivos movidos por la inquietud de hacer otra clase de pruebas atléticas distintas a la que
suelen hacerse por la zona, dándole nuestro toque especial. Así como brindar la oportunidad a nuestro municipio y vecinos de disfrutar de las pruebas y compartir algo que nos une, el Atletismo.

Queremos manifestar desde la directiva y socios fundadores, nuestro malestar a las afirmaciones de un integrante del club, y a su vez, desmentir categóricamente que desde las filas del Partido Popular y Ayuntamiento a través de su Gabinete de prensa , se nos hiciesen presión alguna para que no pudiese asistir cualquier persona a la última rueda de prensa de la 2º Media Maratón de El Campello.

Evidentemente, se nos recomendó que asistiese un representante de cada estamento, y como es natural, por parte del club organizador asistió su presidente y socio fundador. Si no hubiere podido asistir su presidente, hubiese delegado en otra persona de la directiva pero no fue el caso.

No se recibió en ningún momento desde el Gabinete de prensa del Ayuntamiento directrices diciéndonos que el representante del club organizador tenía que ser el presidente, y no otro representante. Es una evidencia que la máxima representación del club es el presidente; pero sólo eso, representante.

“El Campello Running Club”, como su nombre indica es un club de “running”, somos un colectivo, o por lo menos así lo pretendemos, y dejamos rencillas o intereses partidistas para otros estamentos.

Por último, queremos destacar que el “miembro del club” que hace estas declaraciones es el único que está mezclando intereses políticos con el deporte. Estamos de acuerdo que “El deporte tiene que servir para unir a todo tipo de personas, indistintamente de su religión, color o ideología política, y no vetarlas”, pero nadie ha hecho uso de discriminación alguna por estos motivos.

El Campello Running Club

miércoles, 12 de noviembre de 2014

II Media Maratón El Campello (9/10/2014)


Esto no tiene secretos. Cuando uno hace las cosas bien, las cosas salen solas”.

Estas son las palabras que me dijo mi amigo Muffy, aparte de darme consejos de alimentación, decirme que necesitaba coger músculo, seguir algún plan de entrenamiento y no ir a lo loco, tras correr la carrera de los Castillos de Alicante el Abril pasado. Y de nuevo el domingo, en la ducha, al acabar la carrera, me las volvió a repetir... y qué razón tiene.

Siempre he sido una persona que ha practicado deporte, pero, exceptuando el fútbol, nunca había seguido un plan de entrenamiento. De hecho corriendo hacía lo que me venía en gana, y aunque no me ha ido mal, en el poco más de año y medio que llevo participando en carreras, me he lesionado en exceso... Así que esta nueva temporada había que sentarse, marcarse objetivos realistas y seguir algún plan que, aunque fuese de internet, me pudiera ayudar a NO LESIONARME. Por ello decidí centrarme en un par de objetivos y prepararlos a conciencia. El primero, como no podía ser de otra manera, era La II Media Maratón el Campello. No veo lugar mejor para competir en esta distancia en la provincia de Alicante... y bajo mi modesta opinión, a poco que entre todos consigamos que vecinos, comercios e instituciones se involucren más, será una carrera de referencia de la zona. Solo hay que buscar la fecha adecuada y cuidar algunos detalles más.

Después de las buenas sensaciones del 5K en El Campello el 21 de septiembre decidí seguir un plan de entrenamiento para intentar estar a tope el 9N en Campello. Algunos compañeros me habían hablado de los planes de entrenamiento de Rodrigo Gavela en internet y elegí el de 11 semanas (aunque sólo seguí sus últimas 7) para intentar el sub 1h25' con 5 días de entrenamientos semanales. Y la verdad es que ha sido todo un éxito. Había días que me decía a mi mismo, mañana no puedo hacer lo que pone ahí, pero luego podía... y el día “D” también pude, paré el crono en 1h24'02'' y mejoré mi mejor marca en más de 3 minutos. Además de mejorar también, en la preparación, mi mejor marca en un terrible 10K tres semanas antes en San Fulgencio, 38'24''.

EN LA CARRERA

El objetivo en carrera estaba claro, ir a 4'00 el km hasta que pudiese. Así que, aunque había un marcador de ese ritmo decidí ir más pendiente de mi reloj y menos del globo.

Tras saludar mis compañeros Juan Carlos, Miguel, Juanito, Gustavo, Manolo y Jose Luís, y calentar un rato con el Kántabro, me quito la ropa de abrigo y se la doy a Neus, que hoy con la bici y una alforja debe ser fundamental en mi carrera.

Nada más dar la salida veo como los corredores favoritos de la prueba, Marquina, Vicente y Fran, estos dos últimos corredores locales, salen escopetados y detrás de ellos se hace un grupeto, entre los que destaca Peña, corredor local, que parece que quiere hacer una burrada de marca. Tras hacer un amago de seguirle, me freno, pues sé que eso solo me llevará a desfondarme.

Poco a poco van pasando los kilómetros, y en nuestro primer paso por todo el paseo de Campello me cruzo con bastante gente que me conoce y me va dando ánimos. Osqui con su hija Laia, Serafín y Pili, Cesar y más gente que espero que me perdonen pero no recuerdo. Al cruzar el puente dirección el rincón de la Azofra (Km7 aprox), veo a Neus que está esperándome para darme el primer gel. En ese momento voy en un grupo con una decena de corredores. Entre los que está el ganador local del último 10K en Campello, Santos (lo sé porque lo pone en su mono de triatleta), y algunos corredores buenísimos como Casas que, parece que han venido a entrenar la Maratón de Valencia y que se dejarán caer para apretar a partir del km 12.

Allá por el Km 9, Antonio Iniesta, el marcador de 1h24' y yo nos quedamos solos, el resto o no han podido seguir el ritmo o no han querido... y recuerdo perfectamente que nos presentamos y casi me muero de la risa cuando me dice “como está el mar hoy, eh!!!!, en acabar la Media me bajo a nadar un rato”... a lo que le respondo «la verdad es que sí que está bien, yo me sentaré con una cerveza a verte»

Tras subir la rampa del Km10 y, ya llegando al Liceo Francés, vuelvo a ver a Peña, que parece que ha tenido que bajar el ritmo, y me digo, mira que si me da tiempo a cogerle y hago inesperadamente 3ºlocal... pero rápidamente me lo quito de la cabeza y me concentro en seguir a lo mío, 4min/Km.

Al poco veo por primera vez a mi amigo Trevor haciendo fotos, tal y como me había anunciado, llegamos al giro que desemboca en la playa, Km12 aproximadamente y seguramente debido al subidón que me produce el estado del mar, marco mi mejor kilómetro de la prueba 3'48''. Al verlo, la cautela me dice que reduzca la velocidad, pues esto aún se puede hacer muuuuuuy largo.

Tras volver a ver a Trevor, cámara en mano, me dirijo en solitario hacía el Km 15, donde está otra vez Neus para darme el segundo gel y esos ánimos que me hacen falta para no desfallecer en mi ritmo, a los que se unen los de mi compañero Jesús que está en un vehículo con los últimos corredores.

Sobre el Km 16 vuelve a aparecer mi compi del globo, que intuyo que va dando tirones, porque aparece y desaparece de mi lado y le digo “ me tienes que llevar a ritmo de 4min/Km hasta meta, aunque sea amarrado a la cuerda de tu globo”... a lo que responde «eso está hecho». Y así nos ponemos a la par, tirando el uno del otro. A la llegada al paseo empezamos a adelantar corredores, creo recordar que hasta 5, entre ellos a Peña, al cual animo y le digo “vamos Peña, vente con nosotros”, pero... no lo hace.

La verdad es que en el Km19, y debido a la comúnmente conocida “cuesta del Nuria” donde las fuerzas empiezan a menguar, el ritmo se nos va a 4'09'' así que le digo a mi pareja de baile, “ nos toca apretar el último 2000, ¿Intentamos el 1h23'50'?'” a lo que me responde, “No, no puedo, yo te dejo a 300m de meta y aprietas tú”. Así, tras acabar la Calle Doctor Fleming y comprobar que mi reloj refleja que vamos de media a 3'59'' aprieto y me voy a intentar bajar de 1h24'. La verdad es que creí que lo conseguiría, pero no contaba con esos últimos 97metros de más que tiene la Media Maratón (21km 97m)... un error de cálculo imperdonable y un nuevo objetivo de tiempo a la vista... quizás en Santa Pola, aunque más probable en Torrevieja.

Al encarar la recta de meta y ver el crono de meta sé que no podrá ser y me dedico a disfrutar del momento, (quería bajar de 1h25' y lo voy a hacer), y cómo no, a gozar con las palabras que siempre nos dedica a todos los corredores en nuestras llegadas, mi compañero, el gran Miguel... Al cruzar meta, pego un salto cual celebración de uno de aquellos goles, tres o cuatro por temporada, que marcaba en mi época de jugador de fútbol amateur, y me abrazo a todos los compañeros y amigos que están en meta, Miguel, Jandro y muy sentidamente a mis compañeros del CAMPELLO RUNNING CLUB Juanito y Juan Carlos, los padres de esta prueba junto a Jesús, que no paran de felicitarme mientras les doy las gracias por todo... ver sus caras, lo contentos que están porque lo haya conseguido no tiene precio.

De ahí, me voy a buscar a Neus, a mi padre y amigos que han venido a verme entrar en meta. Mariano, Osqui, los omnipresentes durante todo el recorrido Serafín y Pili ... Me pongo algo de ropa y enseguida entra el Kántabro con su 1h28', que fiera!!! Me voy abrazarme con él, y darle la enhorabuena y las gracias por su ayuda durante estas semanas...

Rápidamente y mientras Neus vuelve a casa a dejar la bici, me voy a tomar algo, recibo felicitaciones de Peña por mi carrera y me voy directo a recibir un masaje de descarga de nuestros amigos del CENTRO NOUMAR en el día de hoy capitaneados por Poli. Más de 20 chicos cuidándonos tras la prueba, todo un lujazo. Mientras intentan repararme parte del daño muscular sufrido, empiezan a venir conocidos a darme la enhorabuena, especialmente Juan Enrique Garrigós, otro fenómeno, y mi buen amigo Muffy que me dice “chispa, ¿Lo has hecho? La madre que te parió, me alegro un montón” La verdad es que, viniendo de él es todo un alago, un 11 como persona... además de un excelente corredor, que nada más y nada menos va a intentar el 34' en el 10K de Benidorm. Había venido a rodar a 4'20”, «era lo que tocaba» me dice...

A continuación me voy al coche, de camino me abrazo a mi compi Manolo que me felicita efusivamente, y nos emplazamos par ir juntos a hacer un entrenamiento de calidad a la Media de Aspe. Tras coger las cosas y ya en vestuarios me lo vuelvo a encontrar a Muffy y me dice en un tono serio, dejando al lado las risas que siempre están presentes entre nosotros....“Esto no tiene secretos. Cuando uno hace las cosas bien, las cosas salen solas”.

Ya solo quedaba esperar a la clasificación y a los trofeos... la verdad es que la carrera fue fantástica para los tres del club que corríamos, pues todos subimos al podio. El Kántabro y Jaime como ganadores de sus categorías y yo como 3º local. La verdad que estaba y estoy muy contento, porque siempre he repetido que ese era el podio que costaría, con todos en carrera, y donde los mortales solo optaríamos a la tercera posición, pues Fran y Vicente juegan otra liga. Pero sobretodo muy contento por la marca, por las sensaciones, por los ánimos recibidos por tanta gente, y porque la apuesta de seguir un plan de entrenamiento a dado sus frutos.


Desde aquí dar la enhorabuena a TODOS los que hacen posible esta prueba, aparte de felicitar a todos y cada uno de los corredores que han participado en la misma.

Ojalá esta sea la segunda edición de muchas!!!!... y que tenga salud para poder seguir compitiendo.

Y ahora en lo personal, tras una semana de descanso de zapatillas y si las piernas no se quejan en exceso, un par de salidas con mi olvidada bicicleta, tocará preparar la maratón de Barcelona. Y sí, seguiré a mi nuevo mesías, el señor Rodrigo Gavela y su plan de 17 semanas. Espero disfrutar tanto el camino como los 42Km 195m que me esperan el 15 de marzo en mi segunda casa.

Crónica escrita por Ale.
Nombre
Categoría
Tiempo real

Puesto General
Puesto categoría
Ale
Veteranos A
1h24'02''
15
7
Carlos
Veteranos B
1h28'34''
30
1
Jaime
Veteranos C
1h48'02''
224
1